Scroll to top

La importancia de la cultura de empresa


David Soler Freixas - 4 junio, 2018 - 0 comments

Hay una serie de palabras, frases hechas y “latiguillos” que algunos aprendemos en las business school, otros de leer libros o blogs y, los menos, de seguir a los influencers en el mundo de los negocios y la empresa. Misión, valores, cultura, propósito, y alguno más menor, son palabras que muchas empresas, especialmente las grandes, utilizan y plasman en sus dossiers y webs esperando no sé muy bien el qué. No lo critico, me parece genial que lo hagan pero no me parece tan bien que se quede como si fuera una pintura en la pared sin más.

Desde mi punto de vista la Cultura de una empresa es el pilar de todo y eso hace que sin ella no se pueda construir nada que tenga verdadera relevancia para el mercado, el consumidor, los proveedores y los accionistas. Sin Cultura una empresa no tiene nada. Nada de nada. Y tenerla no tiene que ver con su tamaño.

La Cultura es una cosa muy seria

Cultura de Empresa, así con mayúsculas, es aquello en lo que todos los miembros de la empresa creen como básico y común. Es lo que les une y representa a todos.

Si todos creen en las mismas creencias base será imposible que la forma de trabajar, de tratar al cliente, de desarrollar productos o servicios y, sobre todo, de gestionar la relación empresa-empleado y empresa-accionistas sea tóxica, se desvíe o se desenfoque y no tenga un sentido claro. Es decir, si tienes clara tu cultura, y la sabes transmitir, la empresa es mucho más compacta, clara, transparente y desarrolla su actividad de manera que el posicionamiento en el mercado es indestructible. Y es mucho más eficiente.

Cuando una empresa descuida o ni siquiera tiene una cultura clara todo dependerá del liderazgo de alguien en la cúspide de la organización que decida qué, cómo y cuándo se hace casi cualquier cosa. Esto es algo muy habitual en pequeñas y medianas empresas familiares.

¿Cual es el problema con la Cultura de empresa?

El principal problema es que esa definición de cuál es la Cultura se queda, la mayoría de veces, en una frase en los folletos y en la web de la empresa y, mayoritariamente, se transmite a la organización de manera informal. Si hacemos una encuesta a los empleados dudo que alguno sepa cuál es su Cultura y la mayoría podrán dar sus propias definiciones, más o menos similares, de cómo trabajan o cómo hacen las cosas (lo que ellos creen que es la Cultura de su Empresa).

La Cultura es algo muy serio y por lo tanto desde la cúspide de la organización debería ser prioritario transmitirla de manera formal a los empleados. Puede hacerse de muchas maneras: con un Welcome Pack, con formación interna, con reuniones corporativas anuales, con comunicados a toda la organización y es mucho más fácil hoy en día con la cantidad de herramientas de comunicación interna con las que contamos.

Soy muy fan de tener una cultura clara y transmitirla del mismo modo que creo imprescindible tener clara la Visión, la Misión y los Valores porque de ello dependen cosas tan materiales como el posicionamiento de marca que, al final, lo es todo en la mayoría de casos. Y ese posicionamiento se instrumentaliza en productos, servicios, publicidad y hasta en el comportamiento del equipo comercial, de atención al cliente y de los propios empleados entre ellos.

Imagen del post de Anna Lena bajo licencia CC

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.