Scroll to top

AEDE o el esperpento español


David Soler Freixas - 16 diciembre, 2014 - 2 comments

Hoy, martes 16 de diciembre de 2014, ha cerrado Google News en España y lo que ha estado pasando esta última semana en España con el tema del #CanonAEDE o #TasaGoogle demuestra el tipo de país en el que vivimos y, lo que es peor, la calidad de los que nos gobiernan y los que dirigen las empresas más importantes.

Hago un resumen para ese 40% de lectores foráneos que visitan mi blog. Cronología resumida de los hechos:

  1. Los medios de comunicación tradicionales, prensa básicamente, llevan años sufriendo una caída importante en sus ventas. La achacan a la cultura del gratis total (que la gente no quiere pagar por sus contenidos) y a la piratería derivada. Para representarles tienen una asociación llamada AEDE (miedito).
  2. Como no encuentran efectividad en las normas “legales” queel Gobierno ha venido aplicando contra los usuarios, se les ocurre que hay que buscar un pez gordo con mucho dinero al que puedan “cargarle el muerto” y así todo será más fácil (obvio). Se van a ver a la Vicepresidenta del Gobierno y al Ministro de Cultura y les piden ayudan. Soraya, que viene a ser una alumna aventajada de Richelieu y de Maquiavelo, y Wert, inclasificable él, dan con la solución (Lassarte, Secretario de Estado de Cultura, mediante): vamos a ver que le sacamos a Google y a cambio los medios seran más dulces con el Gobierno y sus políticas.
  3. En poco tiempo se producen cambios en la dirección de los grandes periódicos de tirada nacional cuyo efecto más claro se puede ver en que ahora uno es incapaz de diferenciar a El País del ABC. La contrapartida será que el Gobierno redactará una norma que obligue a Google, y de rebote a otros agregadores, a compensar económicamente a los medios por citar sus noticias en el servicio Google News. Ojo, no penalizan el enlace, cosa que sería de traca, sino que dicen que si citas con los habituales 160 caracteres un artículo estás obligado a compensar al autor original de ese artículo (mejor dicho, a la fuente). Para que no se les escape nada deciden que ese “derecho” es irrenunciable. Sí, sí, así como lo leéis. Al más puro estilo SGAE o CEDRO: tu paga que luego ya nos lo repartiremos entre unos pocos.
  4. Google, que de tonta no tiene un pelo y que sabe de su posición dominante (que se la hemos dado los usuarios, no es fruto de otra cosa) decide, con buen criterio, cerrar un servicio que ya es gratis de por sí. Solo faltaría que encima les cueste dinero. Eso es lo que haríamos todos, ¿verdad?
  5. Los señores (por llamarles de algún modo) de la AEDE se quedan boquiabiertos (pensaban que Google, que anda sobrada de dinero, no podría peros y aceptaría algún tipo de acuerdo), se rasgan las vestiduras, y emiten un comunicado la misma noche en el que piden tanto al Gobierno como a la Unión Europea que intercedan contra ese cierre. Para decirlo muy resumido: por favor obliguen a Google a no cerrar Google News y hagan que, además de darme un servicio, me paguen por ello. ¿Estamos de coña?
  6. A la mañana siguiente el Ministro Wert sale diciendo que no entiende por qué Google cierra el servicio sin antes sentarse a negociar con los medios o esperar a ver como se desarrolla la norma que de momento es solo una ley y no dice como se ejecutará ese pago. ¿Eing? Pero, a ver, señor (por llamarle de aún modo) Ministro ¿una empresa tiene que esperar a algo de lo que no puedo escapar? ¿pero que tiene que negociar? ¡El problema es de concepto, no de monto económico!
  7. Ahora los señores (por seguir llamándoles de algún modo) tanto de la AEDE como del Gobierno dicen que se está privando del derecho a la información a la ciudadanía (risas de fondo).

El resumen es:

  • Un proveedor envía de manera gratuita tráfico que es el que después el medio monetiza gracias a los anuncios que tiene en su web ¿Encima pretendes que te pague por hacerlo?
  • Ningún usuario lee noticias en Google News, como sí puede hacerlo en un lector de feeds, porque el simple extracto no dice absolutamente nada. O sea, que no hay “copia de contenido, ni robo de usuarios”. Como mucho habrá filtro o curación.
  • Atraer tráfico cuesta mucho tiempo y, sobre todo, dinero. Si no quiero recibirlo gratis, que estoy en  mi derecho, lo tendré que pagar. O renunciar al ingreso que me generaba ese tráfico.

¿Es que nadie en la AEDE (ahora ya sin señores ni na’) hizo esa reflexión? Parece que no. ¿A que todo es  tan absurdo hasta el punto de poner de los nervios al propio Dalai Lama?

Esto no es más que una muestra del esperpento que vivimos en este país desde hace unos años. Creo que queda claro que la gente que manda, políticos, empresarios y ejecutivos, son de un nivel muy bajo y, sobre todo, que de esto de Internet no tienen ni la menor idea. Todo es, en el fondo, un auténtico despropósito.

Para muestra un botón. El mismo día que se conoció la noticia del cierre de Google News, Enric Hernàndez, Director de El Periódico de Catalunya (también en la AEDE, claro), escribió un artículo sobre este tema que no tiene desperdicio (no lo cito ni lo enlazo por no darle publi, porque no enlazo medios AEDE y por si me meten una querella). Se quejaba de que todo esto venía por culpa de los gurús del gratis total y llamaba la atención sobre que Google no paga impuestos en España. ¿Que tienen que ver el IVA o los impuestos con este tema? Esta reacción me ha convencido de que es cierto que uno puede desaprender y volverse tonto. Su artículo es fruto de la frustración y la rabia pero ¿puede permitirse un medio como El Periódico tener un director así? Soy lector de ese medio desde hace casi 30 años y espero de sus profesionales algo más que rabietas y quedarse en la superficie de las cosas. Enric, yo soy de esos que aboga por el Gratis Total, no siempre y ni en todo, pero casi. Porque creo que hay otras formas de ganar dinero, porque creo que los negocios evolucionan, se transforman, desaparecen y eso forma parte de la vida misma y porque yo mismo practico con el ejemplo y este blog es una muestra de ello. ¡Espabila y no llores tanto! (Nota: si os interesa podéis buscar el artículo en Google escribiendo “Google y los gurús del gratis total”. El resultado de la búsqueda es gratis… de momento).

Lo dicho. Todo esto es muy cansino. Me agota y me chupa la energía. A ver cuando hay un cambio real de ciclo y de dirigentes. No nos merecemos un ministro de cultura como el que tenemos (bueno ningun@ de los últimos 7 u 8 que han ocupado el cargo anteriormente), ni una vicepresidenta que maneja a la gente como lo hace, ni a unos empresarios de medios tan poco al día y unos directores de periódicos que aún no se han dado cuenta que el periodismo ha cambiado y que su “trabajo” tal y como lo hacían hasta los 90 lo hacemos ahora muchos que no somos periodistas. Si no saben diferenciarse y encontrar donde está su valor lo siento pero van apañados y directos a la ruina (es una lástima que no vean que aún son válidos como “fuente fehaciente de noticias” y no lo exploten, por ejemplo).

¡Que tengáis una feliz semana!

Imagen cortesía de GurusBlog.

2 comments

  1. Quizás en lo que no nos merecemos podamos añadir a alguna entidad de gestión y círculos cercanos que se estaban frotando las manos dando ya por cazado lo que volaba libre todavía.

  2. Pues sí, Txetxu. Mira que no me parece mal el concepto de “la entidad” que organiza, vela y gestiona el tema de los derechos de autor porque, en esencia, sí estoy de acuerdo en que todo el mundo debe ganar algo por su trabajo. Lo que me parece mal es ganar cuando se hace de manera torticera, cuando no hay lucro por otro lado y, lo peor, cuando el sistema se pervierte (que es lo que suele pasar). Lamentablemente no tengo la solución pero la que proponen no es ni siquiera poco imperfecta, de eso estoy seguro.
    ¡Gracias por pasarte y comentar!

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.