Scroll to top

¿Que estrategia sigue LinkedIn?


David Soler Freixas - 17 mayo, 2016 - 6 comments

Las redes sociales tienen, básicamente, dos grandes objetivos que alcanzar si quieren ser rentables: aumentar la base de usuarios y conseguir que estos interactúen entre sí para que aumente el uso que hacen de ella. Si lo consiguen atraen a los clientes que mantienen su modelo de ingresos: las empresas y anunciantes. Su estrategia se reduce, siendo muy simplista, a darle al usuario razones para usar el mayor tiempo posible la red y, por lo tanto, buscan los segmentos susceptibles de que aprecien más y mejor su propuesta de valor. 

Así que llevamos ya unos años observando como las redes se copian entre sí con el fin de incorporar funcionalidades que funcionan bien en otras. Facebook lo hizo con los hagstags, LinkedIn incorporó el muro, Twitter la autoreproducción de contenido multimedia, los “me gusta”, ahora amplia los caracteres… Al final el usuario es sabio y acaba usando lo de siempre, aquello por lo que empezó a utilizar la Red. O casi siempre.

LinkedIn tenía una propuesta de valor muy clara. Los que llegamos a ella en el 2007 teníamos claro que había sólo dos formas de ganar visibilidad: compartías o participabas en debates o te ibas al Q&A y ayudabas a otros usuarios con sus “problemas” cotidianos en el uso de la herramienta. Todo ello te permitía demostrar que sabías sobre algo y esperabas que se fijaran en ti posibles clientes o empleadores (los que mantienen económicamente la aplicación).

Pero la llegada del muro lo cambió todo. La facilidad para compartir hizo que desapareciera la obligación de irte a los debates de los grupos y, consecuentemente, estos han ido cayendo en actividad de manera constante. ¿Alguien recuerda un debate de más de 5 comentarios en los últimos dos años? Pero la segunda consecuencia de esta facilidad para compartir ha sido que el muro empieza a llenarse de cualquier tema: política, fútbol, humor, ideas que nada tienen que ver con un tema profesional, etc… Eso está generando que una parte del target tradicional no acabe de encontrar sentido al uso de LinkedIn y que ésta se haya centrado en los últimos dos años en su target principal: el del mundo del empleo (los que buscan trabajo y los que buscan candidatos).

El último movimiento es el de crear una app para estudiantes que buscan su primer empleo, por si le faltaba alguna app, que tiene varias, y eso unido a la importancia que tienen los centros de formación y universidades en la herramienta (igual o mejor que las páginas de empresas), la caída de actividad en los grupos, el desmadre del muro, la ineficacia de las páginas de empresa y de productos, puede llevar a que una parte importante de los usuarios nos encontremos dentro de poco huérfanos de red social profesional donde debatir, intercambiar puntos de vista y aprender.

No pongo en duda que su estrategia tenga sentido pero no tengo claro que haya que forzar tanto un uso de la aplicación en detrimento de otros o, dicho de otro modo, no buscar formas de que ese target “de siempre” no se vaya perdiendo. Lo único que queda para debatir es Pulse, que funciona muy bien, la verdad, hasta el día que todos los usuarios lo descubran y cada día haya cientos de actualizaciones.

Como ya comenté en el caso de Twitter, la estrategia de una empresa responde a muchas cosas pero una básica es la de mantener tu core business, aquello que te hace diferente del resto. La ventaja competitiva. La de LinkedIn era ser la Red Profesional por excelencia y para llegar a ese punto había varias formas y una de ellas era la de permitir que los profesionales intercambiaran ideas y aprendieran unos de otros. Si nos limitamos a compartir información interesante, que está muy bien pero eso ya lo hacemos en Twitter o hasta en Facebook o G+, no generamos debate que era lo mejor de esta red (al menos para muchos de nosotros), ¿que la diferenciará de esas otras redes? ¿Que tipo de target conseguirá atraer?

Parece que LinkedIn está enfocándose más al target de los que usan la red para cambiar de trabajo o para captar candidatos. Nada que objetar, por supuesto. El peligro es que acabe convirtiéndose en una super repositorio de Curriculums. Pero supongo que todo eso ya lo habrán evaluado.

¡Que tengáis una feliz semana!

Imagen del post de Esther Vargas bajo licencia CC.

6 comments

  1. ¿No será que Linkedin empieza a ser víctima de las circunstancias históricas?

  2. No sé, Pipe. Es víctima de esta necesidad de que la gente invierta tiempo y tiempo. Pero repito, que su estrategia es sólo suya y ya sabrán lo que tienen que hacer pero yo prefería aquel LinkedIn donde debatíamos y compartíamos en los grupos y no en el muro.

    ¡Gracias por el comentario!

  3. Fabio Araujo

    De acuerdo David. El multi tema del feed personal es cansino, y el alcance de los grupos cada vez peor. Con Pulse ando en pañales pero poco a poco le voy dando caña.

    Un abrazo desde Medellín, Colombia.

  4. nina g sabatés

    Molt d’acord, David! A mi m’agradava més abans. Estaria bé que els responsables hi diguessin la seva i aclarissin per on van els trets, oi?
    Salutacions!

  5. Hola Fabio

    A mi me está funcionando bien Pulse si lo evalúas desde el punto de vista de Recomendaciones y Comentarios. De tráfico a tu sitio es otra cosa. Yo recibía más tráfico en la época que debatía en grupos. Pulse está de maravilla pero no sales de ahí.. que ya es mucho, eh? Al menos mejor que el “simple” feed que, estoy de acuerdo contigo, es cansino… muy cansino.

    ¡Mil gracias por el comentario y por pasarte!

  6. Hola Nina!!!! Que tal estàs???!!!

    Jo crec que el seu nixol es el dels que busquen feina. I els entenc… els reclutadors son els que paguen i només ho faran si troben bons candidats. Però això ens està expulsant als que voliem debat. Si per mi fos eliminaria el mur ara mateix.

    Merci pel comentari!!!! 😉

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.