Scroll to top

Los titulares lo son todo


David Soler Freixas - 9 diciembre, 2013 - 3 comments

Últimamente he venido hablando mucho en mi blog sobre lo que significa Compartir y no solo lo hacía porque es algo que hago hace tiempo y en lo que creo firmemente como nuevo modelo de relaciones económicas, sino porque estoy convencido, y así lo explicito en mis conferencias y clases, que compartir no es solo un acto generoso sino que puede ser una política de marketing tan importante como cualquiera de las P’s que nos han enseñado a todos. Así pues, cualquier profesional del marketing en medios sociales debería comprender bien las dinámicas del compartir para aplicarlo después a sus estrategias y a su modo de gestionar una marca online.

Hace un par de semanas celebramos una nueva edición de AERCOmparte que dedicamos al concepto Economía Colaborativa. Estábamos convencidos que eso era muy importante para cualquier profesional del Social Media pero los hechos nos han demostrado que no era un tema que interesara tanto y los datos así lo demuestran: en 2012, AERCOmparte II sirvió 150 entradas en apenas 7 días, mientras en AERCOmparte III necesitamos tres semanas para servir 150 entradas.

Esto me lleva a hacer dos reflexiones que quiero desarrollar en este post:

  1. Un buen titular lo es todo. Comunicación. Si en lugar de llamarle Economía Colaborativa hubiéramos dicho “Consume por menos”, “Social Media y como conseguir millones de fans en Facebook” o “Buenafuente se apunta a AERCOmparte para explicarnos como tener éxito en la internet social” quizás hubiera sido más fácil.
  2. Hay un pequeño-gran gap entre lo que uno piensa que tiene que saber y lo que uno debe saber. O sea, que muchos creen que Social Media es mucho fan, mucha publicación y listo y no es así. Y ahí tenemos mucha culpa los que hacemos apología y evangelización de esto de los medios sociales: no estamos sabiendo transmitir bien que es lo importante.

El titular en la economía de atención

Está claro que la gente no tiene tiempo de seguir y leer y todo lo que corre por la red. Hace unos días, Bernat Ruiz escribió un excelente post en su blog sobre querer leerlo todo que recomiendo leer. Así que la teoría de la economía de la atención es más que cierta: algunos leen en diagonal y muchos sólo leen el titular.

Por lo tanto hay palabras y expresiones que hay que evitar (economía) y otras que hay que potenciar (Buenafuente, Millones de Fans, Guerra de bloguers, etc). Nos guste o no, las personas no leen todo por más que quieran o deseen. Se quedan con lo que más les impacta o los que más les llega (lo que genera algún tipo de emoción).

Si estás haciendo branded content, te quieres posicionar en algo concreto o simplemente quieres “triunfar” ya te puedes parar a pensar un poquito antes de ponerle título a tu post o a tu artículo. El más guerrero, el que levante más polémica, el que contengan más keywords. Construye alrededor de tu marca cosas que llamen la atención de tu target, que vuelvan atractivo tu producto/servicio. Y esto no se contradice con dar valor a tus contenidos sino que consigue que lleguen a quien los debe valorar como tales.

La gente no tiene tiempo y va a lo que percibe como más atractivo. Porque eso, una vez más, también forma parte del marketing: es un juego de percepciones no de realidades/verdades.

Un término como “economía” muy probablemente coloca en un plano excesivamente serio y quizás alejado del “mundanal mundo del marketing en medios sociales” a una cosa tan 2.0 como el propio Facebook o una comunidad. “Consumo” tal vez lo vuele más experimento de laboratorio. Al final, lo que toca hacer es pensar un término o un claim que llame la atención de nuestro target. Pero eso, a su vez, tiene un problema: las expectativas que levantas y no se cumplen. Como cada cual tiene su percepción, si eres excesivamente vendedor o confuso, cada cliente que atraes tiene su propia idea de lo que va a encontrar.

[callout]Nota: yo prefiero gestionar las expectativas y no dejarme llevar por los titulares tipo “Las 10 cosas que debes saber sobre…”. Seguro que vendo menos que otros, pero me quedo más tranquilo.[/callout]

¿Sabes realmente lo que tienes que aprender para hacer negocios (marketing) digitales?

Aunque suene pretencioso, creo que no. Y ahí, repito, mucha culpa es de todos los que estamos formando y hablando de marketing en medios sociales. Nos centramos tanto en el corto plazo que olvidamos por completo que Medios Sociales tiene más que ver con Relaciones (por eso son sociales) que con Medios. Satisfacer a alguien por la vía de la percepción momentánea es fácil, lo difícil es conseguir que se quede contigo para siempre. Que quiera volver una y otra vez.

Unos creen que eso de lo digital va con los de marketing. Y otros, los de marketing, creen que se trata de publicar mucho, hacer muchas ofertas, mucho ruido, invitar a cuantos más amigos, mejor, y listo. Unos y otros se equivocan. Pero los que más se equivocan son… ¡los que hablamos de ello!

Lo fácil es echarle la culpa al usuario que lee. Al que está empezando o al cliente facilón. Pero no, la culpa es nuestra porque no explicamos bien de qué va todo esto de las redes y los blogs. Generamos tanta expectativa sobre el medio, las herramientas y las aplicaciones que prestamos poca atención sobre la filosofía y la forma en la que se comportan las propias personas que son, al final, las que hacen eso del Marketing Social (por eso se llaman medios sociales).

Porque la Economía Colaborativa, o el consumo colaborativo, es una muestra más de cómo se comportan hoy las personas y mucho tenemos que aprender de por qué lo hacen para aplicar después a nuestras estrategias de marketing. ¿Qué hace que una persona le dedique 10 minutos de su tiempo a leer y comentar un post en un blog o 20 minutos en compartir que está en tal o cual restaurante y, además, dejar un comentario sobre lo bien que ha comido? O ¿qué hace que una persona dedique horas de su tiempo libre a escribir artículos para Wikipedia?

No pretendo dar la respuesta a estas preguntas en este post pero si te paras a pensar en tu modelo de negocio y el valor que aporta a la sociedad igual serás capaz de activar aquello que hará que la comunidad, las personas, empiecen a colaborar contigo, a co-crear, o, simplemente, a difundir tus contenidos.

Pensar que el Consumo Colaborativo es un modelo de negocio que nace gracias a la Web 2.0, sin más, pero que no es marketing o que la gente lo hace porque sí, es quedarse en la superficie.

Pero, al final, creo que el error no es el fondo del asunto, sino la forma en que lo comunicas. Si fuéramos capaces de darle un poquito de glamour a este asunto atraeríamos a más personas que a los realmente interesados en modelos de relación y, por lo tanto, de negocios distintos. Eso nos situaría, tal vez, en un contrasentido porque atraeríamos incluso a los que van en busca de la fórmula mágica. Pero supongo que no se puede tener todo.

¡Qué tengáis una feliz semana!

Imagen extraída del post del blog Comunicación y otras disciplinas.

3 comments

  1. lupe

    Y ahora viene aquello de… “por qué le llaman Marketing cuando quieren decir Comunicación”. Conste que no he sido yo quien ha arrimado el ascua a mi sardina, sino tu mismo 😉
    Fuera bromas -con cariño (ya lo sabes)-, reivindico una vez más el valor estratégico de la comunicación. Hablando entonces de ser colaborativo, la imprescindible colaboración con gente de comunicación para buscar el acierto a través de la persuasión.
    Gracias por la sincera reflexión y el reconocimiento de errores que se encaminan a la excelencia… o sencillamente, al acierto.

  2. Ya ves Lupe… ahora he tenido clarísimo que eso del títular corresponde al área de comunicación y no a la de marketing. Al César lo que es del César. 😉

    Y en el resto del comentario poco tengo que añadir porque me gustaría que sí fuera estratégico y no algo del simple y llamativo “titular”. A ver …

    Gracias por el comentario!

  3. Bitacoras.com

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Últimamente he venido hablando mucho en mi blog sobre lo que significa Compartir y no solo lo hacía porque es algo que hago hace tiempo y en lo que creo firmemente como nuevo modelo de relaciones económicas, sino porque es…

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.